Karoshi: Morir por exceso de trabajo es una posibilidad real

Karoshi
Primero que todo, precisemos que el Karoshi es un término japonés usado para caracterizar o describir las muertes por exceso o sobrecarga de trabajo y/o fatiga laboral.

¿Sabes qué es el Karoshi?

Hoy en día es catalogado como un fenómeno mundial, sin embargo, apareció en Japón durante la crisis petrolera de 1973, cuando las reestructuraciones laborales de aquel entonces establecieron ambientes laborales donde trabajar más de 70 horas a la semana era visto como “normal” e incluso, honorable y leal. Pero posteriormente en los años 90´s se comenzaron a ver los estragos y efectos de este fenómeno, conociéndose historias de empleados que caían muertos en las oficinas u otros espacios tras una extensa jornada laboral, o también de aquellos que tomaban la decisión de suicidarse por no poder más con la presión de su trabajo.

Se puede decir que el Karoshi no es entendido como un término médico sino como un concepto socio médico, refiriéndose así a las fatalidades, decesos o discapacidades que se puedan generar por eventos cardiovasculares, cerebrovasculares y de infartos al corazón, asociadas a las sobrecargas de trabajo y al exceso de horas laborales.

 

“Las jornadas laborales prolongadas provocaron 745.000 defunciones por accidente cerebrovascular y cardiopatía isquémica en 2016”

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Muchos investigadores y sociólogos han sugerido también que es un trastorno psicosocial, donde la persona decide quitarle tiempo de manera sistemática y prolongada a los espacios de ocio, a la realización personal, a las relaciones sociales y familiares, generando este ciclo de estrés y depresión.

¿Quiénes son las personas que más riesgo tienen de presentar Karoshi?

Pues todo parece indicar que son las mujeres, esto explicado por los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) donde se considera que las mujeres destinan en promedio 26,5 horas a la semana al cuidado de la familia y el hogar, comparado con las 14 horas que invierten los hombres en este tipo de tareas. (Instituto Nacional de Estadística (INE), 2014).

Será necesario mencionar que son varias las causas y consecuencias que podemos encontrar asociadas a este fenómeno, siendo estas las más comunes y frecuentes que detallan los expertos:

  • No descansar lo suficiente o no tener un sueño reparador
  • Malos hábitos de alimentación
  • Problemas de salud mental como estrés, ansiedad, depresión u otros trastornos mentales
  • Problemas de concentración
  • Dificultades con relaciones personales y familiares
  • Agotamiento mental
  • Irritabilidad

¿Cómo saber que alguien murió por Karoshi?

Así que, para que se pueda considerar muerte por Karoshi, la persona debe haber sufrido alguno de los síntomas anteriormente descritos y haber trabajado por lo menos cien (100) horas extras en el mes inmediatamente anterior a su fallecimiento, o por lo menos ochenta (80) horas en dos o más meses de manera consecutiva en el último semestre. (Zaria Gorvett, BBC Capital. “Qué es el «karoshi», la muerte por exceso de trabajo que en Japón es un problema de salud pública”. 2016).

¿Qué hacer para evitar el Karoshi?

Son pocas las soluciones que se puedan brindar al respecto, sin embargo, los expertos han de decir que es útil que a nivel personal se puedan establecer límites de tiempo, cumpliendo con los horarios organizacionales establecidos, esto con el fin de que se puedan tener espacios de ocio y de relaciones interpersonales.

A nivel empresarial será necesario mejorar las condiciones laborales, poniendo límites a la jornada de trabajo, por ejemplo, en la actualidad existen cientos de empresas estableciendo jornadas laborales de cuatro días a la semana, ya que, al parecer, esto incrementa la productividad hasta en un 40%.

Y en muchos países ya se están implementando estas soluciones de manera satisfactoria, pues entre ellas encontramos la implementación de jornadas de trabajo en modo híbrido o totalmente remoto, así como estrategias dirigidas a brindar bienestar y felicidad en los empleados.

Por eso la recomendación será poner límites y priorizar tu estado de salud física y emocional, para que tu rendimiento laboral y tus relaciones interpersonales no se vean afectadas.

Facebook
Twitter
Email

¡Muchas gracias por escribirnos! Hemos recibido tu hoja de vida. Ahora analizaremos tu ajuste al perfil. 

¡Muchas gracias por escribirnos! Tu información fue remitida al área comercial de nuestra empresa y dentro de muy poco estaremos dándote respuesta.  

Envíanos tu hoja de vida

Contáctanos

Contáctanos